La inmensa mayoría de los transtornos crónicos no son transtornos invalidantes. Una colaboración entre el médico que asiste al enfermo con el psicólogo clínico puede ser de gran ayuda para tener una mayor calidad de vida. Es importante tener información rigurosa sobre la enfermedad que se sufre para así poder calmar los falsos temores que producen ansiedad y sensación de impotencia.

El hecho de sufrir un trastorno crónico no implica tener una enfermedad grave o que esté en riesgo la vida de una persona (aunque algunas como el VIH, lo pueden hacer). Las enfermedades crónicas pueden considerarse trastornos como el asma o la diabetes. Pese a que los síntomas de una enfermedad crónica pueden desaparecer con los cuidados médicos, normalmente la persona prosigue sufriendo la enfermedad psicológicamente, aunque se sienta sano y se halle bien gran parte del tiempo.

Cada enfermedad crónica tiene sus síntomas, tratamiento y evolución. La mayor parte de las personas que sufren enfermedades crónicas no piensan en ellas mismas como en un “enfermo crónico”, sino más bien como en alguien que sufre un trastorno concreto — como el asma, la artritis, la diabetes, el lupus, la anemia falciforme, la hemofilia, la leucemia…

Consulta psicológica en Barcelona (Eixample Esquerra)

Si necesitas ayuda puedes contactarnos o acércarte a hacer una consulta psicológica, estamos en calle Josep Tarradellas de Barcelona (cerca de plaza Francesc Macià entre la calle Londres y Rocafort). Un equipo de expertos psicólogos liderados por la psicóloga Laia Boixeda que puede ayudarte a solucionar cualquier problema psicológico que puedas padecer, o padezca algún familiar, amigo. Para llegar a nuestra consulta puedes llegar con los autobuses: 27, 32, 41, 54, 59, 66, H8. O la parada de metro Entença (L5) o un poquito más lejos: Plaça del Centre (L3) o el tranvía (T1, T2, T3)