La anorexia y la bulimia son dos trastornos de la conducta alimentaria. Los trastornos de nutrición son más frecuentes cada día y alarmantes, sobre todo por las edades tempranas a las que se generan.

Si pensamos que un hijo, un familiar o bien un amigo está sufriendo un trastorno de este género, lo mejor que podemos hacer es hablarlo de forma directa con él. Sería normal que a la persona perjudicada le costase charlar del tema, o bien aun que llegue a negar su inconveniente. Por esta razón, debemos procurar ponernos en su sitio e intentar comprender cuáles son sus temores y preocupaciones.

Es esencial prestar atención a los aspectos de su vida que puedan estar siendo bastante difíciles, de esa forma le transmitimos apoyo y es esencial para su autoestima y para favorecer que se deje asistir. Asimismo es esencial que recibamos información profesional sobre de qué manera asistirles. A quienes tienen trastornos de la alimentación como anorexia o bien bulimia, el temor a engordar les controla, como la dieta y ya no son dueños de su vida, ni de sí. Si usan laxantes, devuelven, hacen ejercicio apremiante y dietas muy restrictivas todo esto les va produciendo poco a poco más obsesión.

¿Cuales son los síntomas de anorexia?

La anorexia nerviosa consiste en una pérdida voluntaria de peso y un miedo incontolable a ganar peso y engordar. Experimentan sentimientos de desagrado con su cuerpo, inconvenientes para reconocer la sensación de apetito y saciedad y pueden sentirse hinchadas o bien tener nauseas tras haber comido poquísimo.

Los primordiales síntomas de la anorexia son:

  • Rechazo a sostener el peso anatómico igual o bien sobre el mínimo normal para su estatura y edad, llegando a veces a la delgadez extrema
  • Temor intenso a engordar, aun cuando el peso es bajísimo
  • Sensación de estar gordo/a, o bien de que ciertas unas partes de su cuerpo están gorditas (nalgas, muslos, abdomen…). Pueden estar verdaderamente delgados/as y continuar viéndose gordos/as frente al espéculo
  • Lanugo (incremento del vello)
  • Ejercicio excesivo
  • Conducta alimenticia extraña (comer de pie, recortar los comestibles en pedazos pequeños, diseminarlos por el plato, revolver el alimento o bien secarla para eludir la grasa)
  • Capítulos de bulimia (comida apremiante), provocación del vómito y empleo de laxantes
  • Incremento de las horas dedicadas al estudio y minoración de las horas de sueño

¿Cuales son los síntomas de la bulimia?

La bulimia inquieta se identifica por la realización de atracones recurrentes. El atracón consiste en la ingesta de un sinnúmero de comestibles en un corto periodo de tiempo. Para impedir ganar peso tras el atracón, la persona usa diferentes mecanismos como la provocación del vómito, la utilización de laxantes y diuréticos, ayuno, y ejercicio excesivo.

Los síntomas más frecuentes de la bulimia son:

  • Preocupación obsesiva por el alimento, con deseos irreprimibles y también incontrolables de comer, haciéndolo de forma insaciable en un corto periodo de tiempo y por norma general a ocultas
  • Peso normal o bien ligero sobrepeso
  • Vómitos provocados
  • Regla irregular
  • Abuso de laxantes, diuréticos, enemas o bien otros medicamentos

Comprender la obesidad

En nuestros días, una de las mayores preocupaciones de los profesionales de la salud es el aumento de la obesidad.
Distintas investigaciones muestran que el exceso de peso es un factor de peligro tanto para provocar enfermedades como, probablemente, para elevar las tasas de mortalidad.

En la mayor parte de casos, la obesidad se genera por una ingesta excesiva, por un déficit de consumo energético o bien por los dos factores. Las investigaciones efectuadas extraen en conclusión que la ingesta excesiva está inducida por estados sensibles de ansiedad y agobio y las terapias psicológicas están mostrando resultados positivos en su tratamiento

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón o bien sobreingesta apremiante se identifica por capítulos repetitivos de voracidad (“atracones”) a lo largo de un periodo determinado de tiempo, que se reconocen como patrones alimenticios anormales y le producen al individuo el sentimiento de no poder supervisarlos de forma voluntaria. En general tienen sobrepeso, mas se distinguen de los obesos en que no necesariamente emplean procedimientos radicales para perder peso, no hacen dietas severas, ni tienen insatisfacción con su imagen anatómico como presentan las pacientes con anorexia y bulimia.

Consulta psicológica en Barcelona (Eixample Esquerra)

Si necesitas ayuda puedes contactarnos o acércarte a hacer una consulta psicológica, estamos en calle Josep Tarradellas de Barcelona (cerca de plaza Francesc Macià entre la calle Londres y Rocafort). Un equipo de expertos psicólogos liderados por la psicóloga Laia Boixeda que puede ayudarte a solucionar cualquier problema psicológico que puedas padecer, o padezca algún familiar, amigo. Para llegar a nuestra consulta puedes llegar con los autobuses: 27, 32, 41, 54, 59, 66, H8. O la parada de metro Entença (L5) o un poquito más lejos: Plaça del Centre (L3) o el tranvía (T1, T2, T3)